Solapas principales

Bogotá da pasos hacia una mejor calidad de aire.

Luego de la adjudicación de la nueva flota para Transmilenio, donde se anunció que más de 460 buses funcionarán con gas natural, el presidente de Naturgas Orlando Cabrales Segovia mostró su satisfacción por la decisión de Bogotá de apostarle a un sistema de transporte más limpio y eficiente que ayudará a mejorar la calidad del aire.
 
“Queda demostrado que el gas natural puede competir con cualquier otro combustible por sus costos, disponibilidad y por la articulación de toda la cadena del sector”, dijo Cabrales Segovia. Y resaltó que ciudades como Medellín, Cartagena, Manizales y Palmira también han reconocido las bondades del gas natural para el transporte público. “Ya operan alrededor de 700 buses dedicados a gas natural en el país y con esta adjudicación seguirá creciendo el número de buses limpios”, dijo el presidente gremial.
 
Usar gas natural vehicular tiene disminuciones cercanas al 100% de material particulado fino, superiores al 75% de Óxidos de nitrógeno y entre el 20-30% de dióxido de carbono, frente a las generadas por un vehículo impulsado por diésel.
 
El gremio también destacó el aporte de los jóvenes ambientalistas, académicos, medios de comunicación, la alcaldía de Bogotá y la opinión pública en general, que ayudó a generar pedagogía sobre las necesidades ambientales y de transporte de Bogotá.
 
“Este tan solo es el comienzo de un sistema de transporte público nacional más limpio, que ayude a mejorar la calidad del aire de la ciudad. Esperamos que, en las próximas renovaciones de flota y licitaciones en otras vías, se siga privilegiando la salud de los ciudadanos”, concluyó el presidente de la agremiación.
 
Otros datos sobre el gas natural vehicular y la calidad del aire:
 
  • El gas es uno de los combustibles naturales más económicos, con grandes capacidades caloríficas, con beneficios reales para el medio ambiente y muy seguro en su uso.
  • Según DNP Entre 1,9 y 12,3 billones de pesos el costo estimado de la morbilidad y mortalidad (1,5 % del PIB de 2015). Ese mismo estudio plantea que al año, se causan más de 8 mil muertes relacionadas a la contaminación del aire, y se tratan más de 67 millones de enfermedades y síntomas por estas enfermedades.
  • La contaminación del aire es una de las principales amenazas para la salud infantil y causa casi 1 de cada 10 defunciones de niños menores de cinco años (OMS, 2018).
  • Todos los días, cerca del 93% de los niños y niñas del mundo menores de 15 años (es decir, 1800 millones de niños y niñas) respiran aire tan contaminado que pone en grave peligro su salud y su crecimiento. (OMS 2018).