Solapas principales

Naturgas pide incluir a todas las tecnologías limpias en licitación del sitp

  • La alcaldía de Bogotá debería tener en cuenta a los energéticos de cero y bajas emisiones (eléctricos y gas natural) en todas las etapas del proceso licitatorio de buses SITP
 
  • Migrar a flotas impulsadas por gas natural implicaría un ahorro para los usuarios y el Distrito de $309/viaje para un bus y de $151/viaje para un padrón frente a un bus eléctrico
La Asociación Colombiana de Gas Natural, Naturgas, solicitó a la Alcaldía de Bogotá incluir a todas las tecnologías de cero y bajas emisiones dentro de las etapas de la licitación para renovar los buses del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), y así garantizar una mayor competencia en el proceso manteniendo el objetivo de la ciudad de mejorar la calidad del aire.
 
El gremio solicita que, en línea con los argumentos de calidad del aire, ambientales y su alta competitividad para las finanzas de la ciudad, se permita a los vehículos impulsados por gas natural Euro VI competir en todas las etapas de la licitación que entregará más de 3.000 buses nuevos a la capital del país.
 
“Tanto la opción eléctrica como la de gas natural tienen beneficios similares en cuanto a la calidad del aire de la ciudad: las emisiones de material particulado fino 2.5, responsables de más de 3 mil muertes al año en Bogotá, se reducen a casi el 100% con ambas tecnologías”, afirmó el presidente de Naturgas Orlando Cabrales Segovia.
 
Usar gas natural vehicular tiene disminuciones cercanas al 100% de material particulado fino y óxido de azufre, superiores al 75% de Óxidos de nitrógeno que son los contaminantes que más afectan la calidad del aire de una ciudad. Además, representa disminuciones de alrededor del 30% de dióxido de carbono, frente a las generadas por un vehículo impulsado por diésel.
 
La opción a gas natural sería más costo eficiente para la ciudad y sus usuarios
 
Por otro lado, según el análisis hecho por la firma Económica Consultores, optar por flotas eléctricas implicaría elevar las tarifas del transporte público o destinar recursos adicionales de los presupuestos municipales para subsidiar el servicio.
 
Migrar a flotas impulsadas por gas natural implicaría un ahorro para los usuarios y el Distrito de $309/viaje para un bus y de $151/viaje para un padrón y $207 para articulados frente a la alternativa eléctrica.
 
Bajo la tecnología y condiciones de mercado actuales, el gas natural es la alternativa más costo eficiente en un rango amplio de condiciones operativas y precios de los energéticos.