Solapas principales

Bogotá necesita seguir avanzando en movilidad sostenible.

La Asociación Colombiana de Gas Natural respalda las iniciativas de la Alcaldía Mayor de Bogotá para mejorar la calidad del aire de la ciudad y hace un llamado para aumentar los estímulos al uso de energías de bajas emisiones.
 
“La jornada del no carro y no motocicletas es una oportunidad para generar conciencia sobre las consecuencias negativas de la mala calidad del aire para la salud y el medio ambiente. Según el más reciente informe del Instituto Nacional de Salud, en Colombia más de 15.600 muertes pueden ser atribuidas a enfermedades asociadas a la mala calidad del aire. Bogotá aporta 3.219 muertes al año e incurre en gastos asociados a estas: 2,5% del PIB de la ciudad (4,2 billones de pesos)”, explicó Orlando Cabrales Segovia, presidente de Naturgas.
 
En la capital del país, los camiones equivalen al 5% del total de las fuentes móviles contaminantes, pero tienen emisiones de material particulado correspondiente al 43%. Además, el 18% de las emisiones de material particulado fino PM 2.5 provienen de fábricas que usan hornos y calderas a carbón, donde se destacan las tintorerías, ladrilleras y las fundiciones.
 
Tener unos vehículos de carga y pasajeros con tecnologías limpias y una industria limpia reduciría las emisiones en un 78%, con lo cual, ahora sí, tendríamos una ciudad con una buena calidad del aire.

Bogotá avanza en movilidad sostenible

Bogotá ya cuenta con 366 buses a gas natural (entre los cuales hay 351 articulados y biarticulados de Transmilenio) que, según la Universidad de Los Andes, han ayudado a reducir las emisiones de material particulado en cerca de un 50%.

Usar gas natural vehicular tiene disminuciones cercanas al 100% de material particulado fino y óxido de azufre, superiores al 75% de Óxidos de nitrógeno y entre el 20-30% de dióxido de carbono, frente a las generadas por un vehículo impulsado por diésel.
 
Además, en Bogotá ruedan 15 camiones y 69 taxis dedicados a gas natural. También se han convertido 200 mil vehículos a esta tecnología. 
  

Estímulos al uso de energías limpias de cero y bajas emisiones en la movilidad sostenible
 
Para mejorar la calidad del aire es indispensable seguir contando con políticas públicas que ayuden a reducir la contaminación y promueva energías limpias:
 
  • Estímulos a los usuarios para que compren vehículos o conviertan sus vehículos a combustibles limpios: exención de pico y placa, descuentos en la matrícula y/o impuestos de vehículos, etc.
  • Establecer un sello para los vehículos que son más amigables con el medio ambiente.
  • Ajustar impuestos para vehículos de acuerdo con su edad y tecnología usada.
  • Que la renovación de transporte público se siga haciendo con tecnología de cero o bajas emisiones. En las contrataciones se debe priorizar estas tecnologías.
La autogeneración de las industrias debe ser con combustibles limpios
 
  • Cerca de 150 empresas en Bogotá y Cundinamarca consumen carbón (Encuesta Anual Manufacturera). En el 2017 estas consumieron 137 mil toneladas de carbón y las de Cundinamarca 283 mil
  • Es necesario que las industrias ubicadas en Bogotá usen energéticos más limpios como la energía eléctrica, el gas natural o en su defecto trasladar estas industrias a zonas rurales en donde tengan un menor impacto ambiental.
  • Impulsar la conversión de combustibles en industrias que hoy queman energéticos contaminantes, a través de estímulos arancelarios o tributarios. 
  • Establecer flexibilidades en la regulación de energía eléctrica y gas combustible para que las industrias puedan acceder a tarifas especiales para sustituir los combustibles contaminantes.