Naturgas 
EN RIESGO DISPONIBILIDAD ADICIONAL DE GAS
Miercoles 09 de Marzo del 2016

“EN RIESGO DISPONIBILIDAD ADICIONAL DE GAS NATURAL PROVENIENTE DE LOS CAMPOS DEL SUR DE LA COSTA CARIBE”: NATURGAS.

Con una sentencia de tutela interpuesta por la comunidad indígena de Gambote del Pueblo Zenú ante el Tribunal Superior de Cartagena, quedó paralizada parcialmente la construcción del proyecto más estratégico para la demanda térmica de gas natural en la Costa Caribe: el loop San Mateo-Mamonal o mejor conocido como gasoducto del Sur.

Se trata de una obra para ampliar la capacidad de transporte de gas natural por gasoductos. Incluye la construcción de un gasoducto paralelo al actual de 189.5 km en tubería de 16”, para conectar la producción de gas de los campos Bonga y Mamey en Sucre (Hocol) y los campos de Nelson y Palmer (Canacol) al Sistema Nacional del Transporte -SNT-. El trazado inicia en la población de Canutal en el Departamento de Sucre y finaliza en la zona de Mamonal en el Departamento de Bolívar. Terminada esta infraestructura, se pasaría de una capacidad total de transporte actual de 57 Mpcd a 155 Mpcd, lo que aumentaría significativamente la oferta de este combustible para esta zona geográfica del país.

“Debido a decisiones judiciales, este proyecto ha tenido varios contratiempos en su finalización. Actualmente, está paralizado en aproximadamente 10 km críticos del trazado y en consecuencia se ve afectado el “cierre” de esta nueva infraestructura, para completar la capacidad total, poniendo en riesgo la disponibilidad de gas adicional para el mercado, especialmente del sector térmico en esta región, en la mitad de una coyuntura energética demasiado difícil”, afirmó Eduardo Pizano, Presidente de Naturgas.

“Entendemos que nuestras normas y la institucionalidad, deben garantizar y salvaguardar los derechos fundamentales de unas comunidades, pero no se pueden afectar y desconocer los derechos de igual rango del resto de los colombianos, los cuales se ven afectados por estas decisiones judiciales.”, indicó el líder gremial.

También recalcó que: “en los procesos de construcción de este tipo de proyectos se están presentando problemas de licenciamiento ambiental. Esto, aunado a un manejo de comunidades, que resulta cada vez más complejo, se traduce en sobrecostos y dificultad para cumplir con los cronogramas establecidos.

Y concluyó: “Estas circunstancias, desincentivan las inversiones y los grandes proyectos de infraestructura energética que requiere Colombia."