Estudio de Naturgas revela aumento de competitividad del gas natural vehicular

La Asociación Colombiana de gas Natural, Naturgas, reveló el último estudio realizado por la industria para analizar la competitividad de los diferentes combustibles para el transporte urbano.
 
“El gas natural es el energético limpio más competitivo para las necesidades de movilidad. Los últimos datos arrojan que la competitividad del gas natural vehicular mejorará con relación a la situación actual, por el aumento en los precios del crudo y la disponibilidad del gas natural local”, afirmó Orlando Cabrales Segovia, presidente de Naturgas.
 
El estudio “Construcción de un índice de competitividad para el GNV en Bogotá, Cartagena y Cali” fue realizado por las compañías PROMIGAS, GDO y VANTI para comparar el precio del gas natural con el precio de los derivados del petróleo en Colombia, mientras que el segundo estudio es un comparativo entre la movilidad eléctrica y a GNV en transporte público colectivo de pasajeros en áreas urbanas
 
Ahorro en la tanqueada.

Muchos usuarios de transporte público y privado se han pasado al gas natural vehicular (GNV), por sus beneficios económicos, ofreciendo ahorros de alrededor del 50% con relación a la gasolina y al 35% frente al diésel.  En el caso de vehículos pesados, por ejemplo, un tractocamión con motor 100% dedicado GNV representa ahorros superiores al 35 % en costos de combustible.
 
Movilidad con GNV vs transporte eléctrico.

El gas natural es más barato que la alternativa eléctrica y tiene casi los mismos beneficios para la calidad del aire.
 

  • Optar por flotas eléctricas implica elevar las tarifas del transporte público o destinar recursos adicionales de los presupuestos municipales para subsidiar el servicio.
  • Migrar a flotas eléctricas implicaría elevar tarifas a los usuarios del transporte público en 309 $/viaje para bus, $151 en el caso del padrón y $207 para articulados.
  • Además, los buses eléctricos aún presentan algunas barreras a su masificación en las grandes ciudades:
  • Mayor costo de los vehículos.
  • Menor flexibilidad operativa por restricciones de autonomía de la batería.
  • Incertidumbre en la duración y costos de recambio y disposición final de la batería. Los medios reportan dificultades en el transporte público eléctrico en Indianapolis, Alburquerque y Los Ángeles,
  • Falta de consolidación en la oferta y cadena de suministro (la tecnología comercial para los grandes fabricantes europeos aún se encuentra en desarrollo; las flotas de buses chinos llevan pocos años en circulación).
  • Requiere la construcción de infraestructura especializada que puede ser muy demandante en recursos financieros y suelo urbano.

 

Colombia está lista para hacer el primer piloto de fracking

La Asociación Colombiana de gas Natural, Naturgas, reafirmó la necesidad que tiene Colombia de avanzar en la exploración de yacimientos no convencionales para asegurar seguridad energética y aumentar la oferta del gas natural para suplir la demanda en hogares, transporte, industrias y comercios.
 
“Debemos avanzar en un proyecto piloto que demuestre que la técnica de estimulación hidráulica puede hacerse cumpliendo todos los estándares técnicos y ambientales; que le entregue información a las autoridades competentes para que valoren la actividad; que sirva para potencializar a las instituciones que realizarán monitoreo; y que le de tranquilidad a las comunidades”, afirmó Orlando Cabrales Segovia, presidente de Naturgas.
 
En el evento Colombia Genera, organizado por la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, Cabrales Segovia explicó que desde 2012 Colombia ha generado el conocimiento necesario sobre la exploración y explotación de hidrocarburos en yacimientos no convencionales, el cual produjo una regulación completa, exigente y rigurosa para hacer fracking, mitigando cualquier riesgo sobre el agua, el aire o la sismicidad.
 
Y agregó: “Esperamos que la comisión de expertos convocada por el Gobierno nacional dé a conocer el informe final de su investigación, y que el Ministerio de Minas y Energía defina cuáles son los siguientes pasos para avanzar con este tipo de proyectos”.
 
Colombia tiene un potencial muy alto de hidrocarburos en estos yacimientos que puede acercarse a los 54 teras de pies cúbicos de gas (según la Administración de Información de Energía de Estados Unidos), lo que implicaría multiplicar por diez nuestras reservas actuales y asegurar más empleo, progreso, precios competitivos y garantizar abastecimiento energético.

El Plan Nacional de Desarrollo debe ajustar el impuesto al Carbono

• Con la inclusión del carbón en este impuesto impulsaríamos la transición al uso de energías más amigables con el medio ambiente.
• Además, se podría recaudar $337.500 millones anuales para destinar a proyectos ambientales y sociales.
 
Naturgas. Medellín 28 de febrero de 2019. El ajuste es propuesto por Orlando Cabrales Segovia, presidente de la Asociación Colombiana de Gas Natural, para incluir al carbón, el combustible más contaminante, en este impuesto que pagan todos los combustibles fósiles por sus emisiones.
 
“Para desestimular el uso de energéticos contaminantes, es importante el pago de una tarifa de acuerdo con la cantidad de toneladas de carbono que se liberan a la atmósfera. Así ocurre con el fuel oil, Acpm, jet fuel, gasolina, GLP y el gas natural, pero no con el carbón”, explicó Cabrales Segovia.
 
Esta propuesta no sólo ayudaría a reducir las emisiones de CO2, sino que le entregaría a la Nación mayores recursos. De acuerdo con los valores que entrega la Unidad de Planeación Minero Energética sobre la emisión del carbón en Colombia (2534.8 kgCo2/tonelada) y el consumo interno (9 millones de toneladas al año), se podría recaudar $337.500 millones para destinar a proyectos ambientales y sociales.
 
“Queremos dialogar con el Congreso de la República, el Gobierno nacional, las autoridades locales y los ciudadanos para que en el Plan Nacional de Desarrollo podamos impulsar medidas ambientales que desincentiven el uso del carbón para ser reemplazado con energías más limpias”, puntualizó el presidente gremial.
 
En Bogotá y Antioquia, el 22% y 18% de las emisiones de material particulado fino contaminante provienen de fábricas que usan hornos y calderas a carbón, donde se destacan las tintorerías, ladrilleras y las fundiciones. En ambas regiones se reportaron más de 600 fábricas que usan carbón, lo que las convierte en el segundo mayor contaminante.
 
 
 
 

Páginas